Una vista a traves de mi visor…

Una mañana fría en las marismas del Guadalquivir

Después de un tiempo inactivo por diversos motivos, volví a salir a fotografiar en esta ocasión con mi gran amigo Paco Gonzalez. Quedamos bien temprano para ir a hacer el amanecer; la noche antes como siempre revisando las condiciones meteorológicas ( hay que intentar tener todos los cabos atados y dejar lo mínimo a la improvisación). Parece que dan bruma matinal, y dijimos pues vamos a intentar hacer el amanecer en los cultivos de arroz, que actualmente con las generosas lluvias están completamente inundadas.

Quedamos bien temprano y llegamos a las tablas, el día parece prometer de lo lindo, llegamos al punto de destino y parece que la bruma va a levantar, de fondo se oyen un buen bando de flamencos comiendo cerca de la zona donde estábamos. La verdad después de un tiempo sin salir, volver a oír ese sonido tan característico de los flamencos, hizo que se me pusiera la piel de gallina.

Empezamos a preparar los ” chismes” trípodes, cámara, filtros, disparador. Nos quedamos un rato disfrutando de la foto tan preciosa que tiene la marisma justo a la salida del sol, y vemos que parece que no va a ver bruma como creíamos, pero la marismas nunca te defrauda y siempre tiene una sorpresa, un as en la manga, para dejarme mas enamorado aún de lo que estoy de ella; y es que empieza a levantar aire y un bando de nubes empieza a cubrir el cielo, rápidamente comenzamos a prepararnos y comienza las cámaras  los filtros  a trabajar…

… solo se oye el clic de nuestras cámaras y de fondo el graznido de los flamencos, aún no había salido el sol, pero ya estábamos concentrado ybuscando los mejores encuadres.

Los martinetes nos sobre vuelan con sus idas y venidas pasando muy bajo casi pudiendo los acariciar, pero nada hace que movamos la vista del visor de la cámara ante hermosa estampa que la marismas nos estaba regalando en esta fría mañana de sábado…

… el sol comienza asomarse por el horizonte, empiezan sus rayos a filtrarse a través de las nubes y comienzan a pintar e iluminar las nubes y las tablas inundadas. La temperatura desciende bruscamente y la sensación de humedad se hacen muy notable…

Antes de que saliera el sol completamente, el viento se calma y las nubes comienzan a abrir mas claros y por fin podemos ver y observar la belleza del sol, en esta mañana de sábado fría, y justo cuando el sol baño las tablas con sus rayos dejaron de sonar los flamencos, que emprendieron su vuelo, en busca de un nuevo lugar donde alimentarse. En las tablas comienza la vida agrícola, y comienza el ir y venir de los campesinos por las tablas.

 

Gracias Paco por tan agradable y hermosa mañana de sábado que hemos pasado.

Anuncios

Una respuesta

  1. Hola y buenas noches..

    Una belleza de lugar.. gracias por compartir.. un abrazo y bella semana

    16 enero, 2011 en 11:09 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s